domingo, 5 de febrero de 2012

NO A LOS PLÁSTICOS

En la Revista Quo del mes se podía leer, en letra pequeña y ocupando poco espacio, los efectos nocivos de los plásticos que utilizanos en la cocina y en contacto con los alimentos. Con esto reivindico el importante papel que juegan las bolsitas de tela a la hora de mandar los bocadillos de los peques al colegio (y la servilleta de papel). Y es que está demostrado que los plásticos con BPA son cancerígenos y aportan estrógenos químicos al organismo de los niños y niñas (y de las personas) que están en contacto con ellos. Pero hundiríamos empresas y economías si no los comprásemos, por eso no se dice o se dice poco.
El caso último publicado en QUO es un consejo a las familias para que no uséis ni siquiera los plásticos alimentarios para envolver bocadillos, se trata de EVITAR LOS PLÁSTICOS, pues según la revista Environmental Health Perspectives, incluso los plásticos exentos de BPA podrían desprender sustancias estrogénicas. Pensar que dáis salud a vuestros hijos e hijas si los mantenéis en contacto con materiales nobles.